3 pensaments sobre “Escacs ideològics

  1. Una meravella d’explicació conceptual/visual de les ideologies…
    En aquesta època subscric allò que deia Nietzsche al s.XIX: encara no he conegut a cap idealista i si a molts mentiders… Per a jugar als escacs polítics sembla ser condició sine qua non la mentida, no?

  2. Es muy divertido, pero hay un matiz curioso. En los países anglosajones, el álfil, efectivamente, se convirtió en obispo, con su gorro mitraico. Pero en el Mediterráneo, la pieza persa del elefante se convirtió en un bufón (como se aprecia por la borla del gorro), como este caso, o en un consejero.

Deixa un comentari